Agriturismo en Sicilia

En Italia, el turismo rural recibe el delicioso nombre de agriturismo. Recorrer la Trinacria, mítica denominación de la isla de Sicilia, alojándose en establecimientos “agrituristicos” con encanto no sólo es perfectamente posible, sino altamente recomendable: es otra forma de descubrir la Sicilia “noble” sin perder el encanto de estar rodeados por una naturaleza exuberante y única. Iniciando y terminando el tour en el aeropuerto de Catania (o invirtiéndolo si se toma como origen/final el de Palermo), este recorrido permite saborear la isla al estilo venerable y antiguo de las grandes familias del pasado, garantizando una atmósfera única.

  1. Agriturismo “Case Brizza” (Pozzallo, Ragusa – www.agriturismocasebrizza.com)

Sugestivo conjunto de construcciones pétreas del s.XVIII a escasos 10 km de Modica, una de las joyas del Barroco del Valle del Noto, protegido como Patrimonio Mundial. Su propietaria, Giuseppina, es una excelente anfitriona y cocinera. Para relajarse entre algarrobos y olivos, mirando al mar.

  1. Agriturismo “A Lume di Candele” (Paceco, Trapani – www.alumedicandele.com)

La casa ha sido recientemente reformada y decorada con muebles de época para crear un ambiente único, frente a un pequeño lago y amplios campos de naranjos. Cuenta con piscina, y se ubica a unos 62 km de Palermo, 140 km de Agrigento y su Valle de los Templos, y a apenas 18 km del soberbio templo de Segesta.

  1. Agriturismo “Masseria Rossella” (P. d. Albanesi, Palermo – www.masseria-rossella.com)

Encajada entre los cultivos de Piana degli Albanesi, esta casa se yergue a la sombra del monte homónimo, en el soberbio valle de Scanzano, frente al bosque de Ficuzza donde anidan las rapaces. Tierras rojas, fértiles, ideales para la cría de las rosas más bellas de Sicilia. Producen un excelso aceite de oliva biológico extravirgen, así como legumbres, frutas y hortalizas que forman la base de una cocina casera sin parangón.

  1. Agriturismo “Sciaraviva” (Ragalna, Catania – www.sciaraviva.it)

Se encuentra al pie del Etna, en uno de sus pueblos-terraza. Es una casa rural pequeña pero coqueta, propiedad de un joven siciliano arquitecto y una restauradora francesa que la han restaurado y amueblado integrando elementos de la tradición local con detalles modernos, respetando los principios de la bio-arquitectura. Producen vino y aceite biológicos de alta calidad. Ideal para descubrir Catania, Acireale, Taormina, Giardini Naxos, el Etna, Caltagirone y la Villa Romana del Casale, con sus fantásticos mosaicos.